Páginas vistas en total

domingo, 1 de octubre de 2017

Las dos Españas, versión siglo XXI


Unos pusieron las urnas por bemoles y otros los antidisturbios porque a chulo nadie me gana. En medio estaba la gente y, claro, recibió los palos. Agredir y maltratar a personas de la calle como si se tratara de elementos peligrosos no tiene justificación. Se esperaba una jornada de juego del gato y el ratón, de yo abro y tú cierras y al revés - pero jamás de violencia policial injustificada. Algunos – quizás pocos pero en los dos bandos –  han permitido que así suceda. No hay lugar para el debate de eventuales provocaciones; a la vista de lo ocurrido solo se admite la mayor: un grave error en la actuación policial y ya no digamos política. Si Rajoy y sus fenómenos estaban convencidos de que el referéndum era una farsa… ¿porqué reprimirla como si fuera una jauría humana?

Un corresponsal extranjero ha publicado: "De nuevo, España se dispara un tiro en el pie". Desde hoy se abre la versión siglo XXI de las dos Españas, desaparecen los matices, las posibilidades de una solución negociada; aparece la brocha gorda y se instala la manipulación de la imagen, cada uno con la suya. Instalamos la dialéctica hooligan del Barça-Real Madrid en la vida institucional y social. 

Desengañémonos, mienten quienes afirman que eso acaba con Rajoy; al tipo del puro y el Marca solo lo echa una nueva mayoría en el Congreso de los Diputados. Hubo una posibilidad en las últimas elecciones pero naufragó y ya pasó la hora de analizar el porqué. El inquilino de La Moncloa se hará fuerte en una de las dos España porque, además de la derecha, tiene a su vera la extrema derecha en el único país de Europa que no tiene partidos formales de extrema derecha. Los tumultos siempre benefician a los conservadores. Tras la revolución de mayo del 68 en París, que puso todo patas arriba, la derecha francesa siguió gobernando 13 años más.

Al otro lado, los fogoneros de la independencia ya tienen la imagen que necesitaban: la torpe actuación policial contra ciudadanos indefensos, cuya imagen recorrerá todo el mundo a mayor velocidad que la de un triplete de Messi. Un pueblo agredido es un pueblo unido: así se ganan mayorías electorales como no tardaremos en constatar.

 Toni Soler, indepe de pro y autor de magníficos programas en TV3 como “Polònia”, reveló esta semana una estrategia razonable: “Hace falta montar un pollo para que se escuche la voz de Catalunya”. El pollo, sin embargo, ha acabado siendo un Tiranosaurus Rex que se ha llevado por delante todas las estrategias razonables.


Ya sé que conflictos internacionales mucho más graves – incluso con sangre de por medio - se han resuelto tras arduas negociaciones. Sería irresponsable vaticinar que no hay solución pactada posible. Pero se ha permitido la propagación del odio en demasiada gente y se ha clavado demasiadas espinitas en los corazones, lo cual me temo que, como mínimo, prolongará la salida al conflicto muy lejos en el tiempo. Después de este domingo nefasto nadie es capaz de vislumbrar cuándo y dónde termina la oscuridad del túnel en el que unos y otros nos han metido. Solo deseo equivocarme.

sábado, 30 de septiembre de 2017

Los 11 agujeros negros incomprensibles de la cuestión catalana




Algo no acaba de casar. Todos parecen olvidar que ley de consecuencias imprevisibles podría hacer destrozos así como las bondades de la Ley Seca causó la mayor ola de criminalidad en Estados Unidos.
  1. Que todos digan que el lunes día 2 se abre un período nuevo para HABLAR de una solución pactada entre la Generalitat i el Estado ¿Si resulta que nadie tiene remilgos para negociar ... ¿Porqué no lo han hecho antes y se hubiera evitado tanto estropicio? O sólo era por montar el pollo, cada parte por su lado...
  2. Que todo sea una versión perversa de la Teoría de los Juegos, donde todos los participantes salen ganando. (El Govern en Catalunya y Rajoy en el resto de España).
  3. Que con la crisis institucional más grave de la democracia española, Rajoy no haya elaborado ninguna propuesta política y haya dejado a los jueces marcar la pauta de los acontecimientos.
  4. Que quienes apoyan la independencia pero no son militantes fieles de partidos o de colectivos radicales como ANC no se pregunten qué va a pasar en la Catalunya independiente con bagatelas como las pensiones, la moneda, la pertenencia a la Unión Europea, los bancos, las fugas de empresas, la caída del PIB, el acceso de Catalunya al crédito...
  5. Que la Generalitat haya roto por la brava el sistema jurídico y constitucional español y monte una absurda comedia de acatamiento de los Mossos a las órdenes judiciales porque, al final, no cumplirán las órdenes de precintar los colegios electorales. Lo normal sería desobedecer a la “malévola” justicia española y que los Mossos garantizaran el orden y el voto.
  6. Que nadie haya dicho a grito pelado que la salida de Catalunya de la UE sería automática y que el hipotético regreso – que no se produciría antes de una década – debe contar con el voto a favor de todos los miembros, incluída España. La Catalunya europeísta, “a fer punyetes”.
  7. Que se los políticos independentistas hagan equilibrios funanbulistas para no pagar las multas que les imponen los tribunales españoles. Con decir que no pagan porque no les da la gana ya lo tienen listo. Han quebrado la Constitución por las bravas... ¿ y ahora están temerosos de una multa del Estado?
  8.  Que TV3, que durante décadas ha tratado de forma inteligente, sutil y civilizada su apoyo al Govern de la Generalitat, haya optado por el estilo mamporrero de Telemadrid o Canal 9 en sus buenos tiempos. Cada día emiten debates donde todos los comparecientes están del mismo lado. Solo he visto algo similar en la Televisión Cubana.
  9. Que no haya sido expedientado por la Assemblea Nacional de Catalunya el figura que dio el visto bueno a la entrevista de Jordi Évole a Puigdemont. El destrozo fué mayúsculo; solo desde el fanatismo más cerrado puede decirse el President salió reforzado o que el periodista le tendió una encerrona.
  10. Que nadie tema a los llamados “soldats de Catalunya” (legiones de militantes independentistas de pata negra, bregados y muy organizados) si no ven cumplido su proyecto secesionista de inmediato con el que se han mojado hasta el cuello.  El fantasma de los "gudaris" del País Vasco, asoma la cabeza.
  11. Que, por lo visto, nadie sepa que cuando se vacía un tubo de dentífrico, por mucho empeño que se ponga, es prácticamente imposible volver a meter toda la pasta dentro. 

lunes, 11 de septiembre de 2017

Independencia, Barça y Real Madrid


Llamo a Pau, mi amigo de la infancia en Barcelona, para comentar una Diada tan especial a pocos días del referéndum que supuestamente – según sus patrocinadores - dará vía libre a la independencia de Catalunya.

-         -  Si, he ido con mis nietos, de diez y doce años, que se han pintado la cara los jodidos y gritaban como descosidos.
-          - Tienes claro lo de la independencia...
-          - ¡Tú dirás! ¡Qué se han creído los madrileños!
-         -  ¿Y ya has pensado quién te pagará la pensión a partir del próximo día 2? ¿Y la prestación por desempleo de tu nuera?
-          - ¿Quién crees tú que la va a pagar? El Estado, por supuesto.
-          - Pero si Catalunya ya es independiente y se desconecta de España…
-          - No me vengas con tonterías; nada de eso va a cambiar. En realidad nada va a cambiar. 
-          - Pero si nada cambia… ¿para qué sirve la independencia?
-          - Pues para que Madrid se cabree y se joda. Por cierto, en tres partidos ya los tenemos a cuatro puntos… ¡Que aprendan de una puñetera vez!

Pau me ha impartido toda una lección incuestionable de sociología; intuyo que son legión  las buenas gentes que piden con bandera y fervor la independencia sin preguntarse cómo afectará a su vida cotidiana, a la economía en general y a su bolsillo en particular. Y no tienen la culpa: nadie se lo ha explicado; entre otras cosas, porque nadie lo sabe ni, sorprendentemente, parece preocuparle. 

La genial finura del argumento de Pau es la mutación apenas perceptible entre la vida política y la futbolística; de hecho se pasea de la una a la otra como si se tratara de la misma estancia, atraviesa el espejo mágico.

 Ese es el gran éxito del independentismo: haber inyectado en la mente de los forofos del Barça (un 80% de los catalanes y me quedo corto) que la guerra del Barça con el Real Madrid es la misma que la del Gobierno central con la Generalitat y hay que tratarla con el mismo sentimiento, la misma pasión y el mismo criterio: el primer gol de Messi contra el Espanyol fue legal; las imágenes que señalan el fuera de juego están manipuladas por los de siempre, los de la caverna y de la maldad mesetaria. Por una vez el árbitro acertó.

No todo es mérito de los indepes. La circunstancia de fusión entre la vida política y la futbolística tiene mucha historia. Por citar solo la más reciente, el forofismo obsesivo de Puigdemont con la independencia tiene su referente en el holliganismo del expresidente culé  Joan Gaspar, ese que se bañaba de noche en las turbias aguas del Támesis después de ganar una Champions. Ambos comparten actitudes a todas luces sin estilo y sin solvencia para ocupar presidencias de instituciones, su sola presencia las envilecen. Pero no hay que escandalizarse; por comportamientos diferentes, Rajoy  provoca el mismo efecto en el Gobierno de España.

Es obvio que Rajoy es una máquina de crear independentistas. Ahora, después de lo ocurrido la pasada semana en el Parlament y lo que nos espera en las próximas, sabemos que muchos independentistas son factorías que producen Rajoyes en cadena. Ambos se retroalimentan y crecen Un buen negocio.


Por cierto, me olvidé de preguntar a mi amigo dónde jugará el Barça de la Cataluña independiente.

sábado, 2 de septiembre de 2017

Breves cortos, dragones, tapones y traperos


BREVES CORTOS.- Cuando se maqueta un periódico a menudo aparece una columna que hay que llenar con cualquier cosa, como el poliuretano empleado por los albañiles para rellenar huecos en la pared. Lo más corriente es que se haga con 3 ó 4 noticias cortas, sacadas a menudo de notas de prensa que ya se encontraban desechadas en la papelera. A veces se bautiza la columna con el genérico “CORTOS”, designación que nunca me gustó por el doble sentido de la palabra. A mi siempre me gustó más la de “BREVES”, quizás por la bondad otorgada por Gracián.  Siempre le he profesado cariño a esas columnas: un sentimiento disneyano de patito feo. Como responsable de una redacción prediqué la necesidad de valorar estas columnas perdidas argumentando que cada centímetro cuadrado de un periódico es muy valioso en cualquier ubicación de la página.  No logré el menor éxito. Hoy siguen siendo breves cortos. Quizás como los de la columna que se inaugura en ese capítulo del blog, con ocurrencias de ocioso irresponsable.



EL PUTO DRAGÓN VOLADOR ZOMBI.-(Atención, contiene spoilers)  A todo eso, pasadas la una de la madrugada, me encuentro catatónico ante la pantalla del ordenador viendo como el cadáver de un dragón zombi  (que en su dia fue de Khaleesi y ahora resucitado por el Rey de la Noche, mandamás de los Caminantes Blancos) arremete contra  el inmenso muro de hielo que protege los Siete Reinos de las tierras salvajes del más allá. La bestia, con make-up de zombi y alas agujeradas, saca de su boca un imponente chorro de soplete de gas mientras la grandiosa pared se hace pedazos y permite el paso  los caminantes hacia Invernalia, asentamiento histórico de la Casa Stark. Me digo que no es posible, no me puedo creer que esté embobado a esas horas con el puto dragón volador zombi. Aunque eso no es demasiado grave. Lo es mucho más que cientos de millones de personas estén haciendo exactamente lo mismo. Y aún peor: el próximo año repetiremos para ver los 7 últimos capítulos de la serie.


TAPONES PARA LOS OIDOS DE LA POBLACIÓN.- En Cort son unos flechas a la hora de aprobar ordenanzas. Lo hacen deputamadre. Creo recordar que en la antiruido ponían la oreja en las alcobas por si surgían gemidos que pudieran molestar a vecinos menos fogosos. Tras la ordenanza,  Palma sigue albergando las zonas más ruidosas del continente. Doy fe: en una pequeña plaza del casco antiguo se suceden camiones de la basura, artilugios de riego, descargas de barriles metálicos de cerveza contra el suelo, obras permanentes, un centenar largo de consumidores de bares y restaurantes en terrazas, estridentes cantantes ambulantes, Rutas Martianas con borracheras locales hasta la madrugada….  Y todo sigue igual. La gente del barrio va olvidando cómo son los uniformes de la policía municipal. Ahora solo pasan unos pocos minutos cada día por si un vecino ha aparcado medio coche en raya amarilla y cascarle 200 € por grúa y multa. Yo he optado por los tapones en los oídos, que te proporcionan la fantástica impresión de estar en el cine mudo. En lugar de ordenanza antiruido hubiera bastado distribuir gratis tapones entre la población. Más barato y mucho más efectivo. 


LAS NAVAJAS TRAPERAS DEL INSULTO. Aunque lo pueda parecer, Trapero no lleva navajas sino pistolas. El Major de los Mossos catalanes ha impactado con su  look Jefe de Policía de Los Angeles: asiste uniformado a las ruedas de prensa, como si viniera de una ronda nocturna en La Mina/Bronx; ejerce de duro y de sabérselas todas. Estoy seguro que acabará luciendo gafas de sol Ray-Ban modelo Aviator, como las de cualquier poli norteamericano que se precie. Sus followers indepas lo adoran y compran camisetas con su cara por centenares; la prensa no tanto. De momento a los periodistas no les pega, solo los insulta. Cuando se lo merecen, claro. Como el director de El Periódico por publicar que los Mossos habían recibido mensajes de prevención de un atentado en las Ramblas cuando horas antes Trapero había perjurado que no los había recibido. Luego resultó que sí. Todo el mundo creía que había nacido una nueva estrella catalana… pero a la semana se ha estrellado. Es como los demás.


lunes, 28 de agosto de 2017

Adéu a les xarxes

De tornada de les vacances he decidit deixar d’utilitzar les xarxes socials: Facebook, Twitter i els grups de Whatsapp essencialment. ¿Per què? Senzillament he arribat a la conclusió de que és una inversió vital i intel·lectual ruïnosa: em consumeixen molta energia i en trec poc benefici. A més, com a la meva edat tinc les meves inclinacions narcisistes, exhibicionistes i voyeuristes mitjanament resoltes, no crec que sofreixi síndrome d’abstinència. I un avantatge addicional: no hauré d’agrair el caramull de felicitacions pel meu aniversari perquè només rebré les tres o quatre de la família.

Feia mesos que ho cavil·lava, però la situació política del país, enfurranyada en els darrers temps amb els episodis de la corrupció, la manipulació dels atemptats de les Rambles, el desbarat del “procés”, les aberracions sobre la situació turística a Balears i tantes altres coses més  m’han confirmat la famosa frase de John Carlin: “Les xarxes són la taverna dels borratxos, on tothom parla i ningú escolta”. He estat massa estona en admetre que la pràctica del debat assenyat i documentat entre posicions contràries és impossible. Cadascú parla exclusivament pels seus amb la qual cosa es configura un patètic univers de bombolles tribals.

A més, si de qualsevol manera he de rebre desinformació y manipulació, la rebré dels mitjans tradicionals, dels quals ja conec de quin peu calcen. No vull saber res més de l’apocalíptic anonimat friki, dels exèrcits de startwitters de consigna ni dels que cada dia descobreixen Amèrica i ho fan saber al món amb tota la suficiència. He de confessar que cada cop em molesta més rebre lliçons de coses que conec de fa estona, que són impartides amb to magistral per persones que no tenen ni idea.

Seguiré escrivint dels temes d’actualitat que m’interessin a diaris digitals o de paper i al meu blog. La interacció ha estat un fracàs al nostre país. La manca d’empatia amb l’adversari, el caràcter baralladís i la insolvència en l’aplicació del rigor fan impossible el debat interessant. Aplicam la brega hooligan del Barça-Real Madrid a tots els aspectes de la vida social i política. I, sincerament, amb el futbol em basta per desfogar-me.

“Bueno, pues adiós”.


viernes, 18 de agosto de 2017

Sobre la polémica de las fotos del horror de las Ramblas

Foto publicada por EL PERIODICO DE CATALUNYA
Las portadas de los diarios son hoy objeto de polémica por la publicación de ciertas fotos del terror de Barcelona. La discusión – como siempre ocurre en este país – carece mayoritariamente de matices: blanco o negro. Como ejercicio de empatía entre ambas partes me permito apuntar dos puntos de referencia que parecen importantes.

1. No se puede despreciar la opinión constatada en otro suceso histórico. El mundo no llegó a dimensionar la magnitud del horror del Holocausto hasta que aparecieron las fotos. Fue en la portada de Life el 21 de mayo de 1945 con el titular: “Se descubren los cadáveres de 300 trabajadores esclavos en Nordhausen”. Era un espeluznante hilera de restos mortales. No sabemos qué hubiera ocurrido si no se hubieran publicado las fotos.

2. Reproduzco un texto del historiador de moda, Harari, sobre el terrorismo: “Cómo es posible, pues, que los terroristas consigan copar los titulares y cambiar la situación política en todo el mundo? Porque provocan que sus enemigos reaccionen de manera desproporcionada. En esencia, el terrorismo es un espectáculo. Los terroristas organizan un espectáculo de violencia pavoroso, que capta nuestra imaginación y hace que nos sintamos como si retrocediéramos hasta el caos medieval. Los terroristas son como una mosca que intenta destruir una cacharrería. La mosca es tan débil que no puede mover siquiera una taza. De modo que encuentra un toro, se introduce en su oreja y empieza a zumbar. El toro enloquece de miedo e ira, y destruye la cacharrería”.

Solo son notas para un debate complicado que no admite simplezas.


viernes, 9 de junio de 2017

Referèndum sí, però no aquest

Fa un moment he sentit  Puigdemont i Junqueras presentant la convocatòria del referéndum per a la independència de Catalunya. En termes generals tinc una opinió negativa dels referèndums; on hi hagi unes bones eleccions, que es treguin els referèndums que, normalment, solen ser una maniobra del poder per prendre dreceres democràticament dubtoses. Tot i així, podria estar a favor d’un referèndum, però no d’aquest. El que jo defenso es basaria en tres punts:

1. Una decisió tan transcendental no es pot aprovar per una majoria del 50%. De la mateixa manera que les lleis fonamentals demanen un suport parlamentari qualificat (de 2 terços o 3 cinquenes parts), un referèndum necessita al menys aquest volum d’adhesions. Per les eleccions basta el 50% per una senzilla raó: es poden repetir cada vegada que les circumstàncies ho aconsellin i, com a màxim, cada 4 anys. No és el cas del referéndum: si no té els efectes desitjats no es pot repetir cada dos per tres; avui independent, demà no, passat demà sí... L’embolic del “Brexit” és un bon exemple de consulta que aporta més problemes que solucions.

2. Són temps de matisos i no de decisions salomòniques. Hauria d’haver tres preguntes: Vols la independència? Vols la configuració d’un Estat Federal amb un encaix especial per Catalunya? Vols que tot continuï com fins ara? Les terceres vies són indispensables per evitar confrontacions perilloses en una opinió pública molt polaritzada.

3. Seguir l’exemple de Canadà: garantir una Llei de Claretat, redactada per totes les forces en litigi, on es detalla de forma objectiva totes les conseqüències – bones i dolentes – de la independència. La ciutadania ha de saber el que vota. Que no passi com l’endemà del “Brexit”, quan els patrocinadors ja es desdeien dels grans avantatges que en campanya havien formulat. Fora bromes i manipulacions. Al mateix temps, el procés s’ha de produïr amb tota la transparència i legitimitat, sense abusos de tramitació parlamentària. No es pot combatre la carència  democràtica amb més carència  democràtica. 

Un referèndum així, si.

  

lunes, 22 de mayo de 2017

5 claves para saber qué pasó, pasa y convendria que pasase en el PSOE

1. Todo es más simple de lo que muchos creen: Sánchez ha captado el pulso real del grueso de la militancia socialista y Susana Díaz, con su estado mayor de generales, no. Es un caso claro de soberbia con exceso de confianza, letal en una sociedad tan líquida como la del siglo XXI.

2. Una buena noticia: ni grandes medios de comunicación, ni conexiones económicas, ni la procesión de antiguos santones pueden conducir y manipular a un colectivo concienciado y luchador, que tiene muy claro lo que quiere. El establishment solo sale vencedor cuando se enfrenta a masas desinformadas y cobardes. Que la socialdemocracia tome nota.

3. Otra obviedad: el proceso de decadencia del PSOE comenzó cuando dio pie a que se acuñase el PPPSOE. En consecuencia, la recuperación llegará cuando la ciudadanía perciba que se han roto las dos primeras Pes y se reinstale en una izquierda útil, moderna, responsable y abierta. Susana no llegó a analizar este mapa y se perdió.

4. Futuro: Si alguien pretende recomenzar de inmediato una operación de acoso y derribo a Sánchez, además de miope está muy equivocado. Ayer, 21-M, fue un punto sin vuelta atrás. Nada ni nadie en el PSOE puede preparar un nuevo golpe contra el secretario general sin contar con el grueso de la militancia. Si aún así lo hace, que se atenga a las consecuencias. El parte médico de las heridas políticas de Susana Díaz lo ilustrará.

5.Conclusión: Es preciso que la reserva activa del partido pase a la jubilación política definitiva. Que se guarden odios personales operísticos en el desván; que todo el mundo se suba a la ola y aproveche el impulso creado por las primarias del PSOE para rescatar la decencia y los valores cívicos que el Gobierno del PP ha secuestrado.

viernes, 19 de mayo de 2017

Listos para la remontada

Conste que lo de “quien se mueva no sale en la foto” de Alfonso Guerra me gustaba. Era indispensable consolidar una democracia incipiente y amenazada con partidos fuertes y bien organizados. Pero ahora, cuando se lo explicas a un joven no comprende la gracia ni sabe quién es Guerra. 40 años nos separan.

Rodolfo Llopis, tras vivir la guerra civil, guardó durante 30 años la bandera del PSOE en el exilio. Y en 1974, cuando cuando ya regresaba a España ondeando el estandarte, se lo birlan en Suresnes un grupo de jóvenes andaluces y vascos porque ese secretario general representaba el pasado y carecía de conexión emocional con la sociedad española que debía estrenar democracia. Lógico. Actuaron con inteligencia y pusieron al frente a un abogadillo llamado Felipe González que se convertiría en el presidente de la auténtica transformación de España, de las cavernas a la modernidad.

Hoy estamos exactamente en la misma situación, solo que 43 años después. Quienes arrebataron la bandera a Llopis se niegan a cederla a una nueva generación del siglo XXI, con referencias más modernas, más cerca del pulso de los militantes, a quienes les importa un pepino salir o no en la foto. 

Si este domingo gana Susana Díaz, la bandera seguirá en manos de la División Viejuna (más allá de la edad) y el PSOE, como sus colegas franceses y holandeses, se encogerá hasta la insignificancia.  Patxi López no ganará porque ha querido ser árbitro sin darse cuenta de que los árbitros no ganan partidos sino que, en todo caso, si son malos los hacen ganar a los demás. Si gana Pedro Sánchez aparecerá una oportunidad para dejar el pasado en el Cuadro de Honor Socialista y trabajar con nuevos modos, nuevas caras, nuevos lenguajes, nuevas sensibilidades y nuevas políticas sobre frontispicio de los valores republicanos: libertad, igualdad y fraternidad, un postulado tan sencillo y complejo.


Iñaki Gabilondo bajó ayer durante un minuto la guardia impuesta por el general Prisa y dijo que la militancia del PSOE ha dado muestras de una implicación y una vitalidad envidiables. Es probable que Sánchez sea el próximo secretario general, pero la mejor noticia es que habrá ganado la militancia. Entonces será el momento de emprender la remontada. No será la primera.

jueves, 20 de abril de 2017

Ocho claves de las primarias del PSOE



1. En parrilla de salida Pedro Sánchez encabeza las encuestas por amplia mayoría. Patxi López, con mucho menos apoyo, parece condenado a pintar poco al final de la campaña. Susana Díaz está a la cola de las encuestas pero irá a más.

2. Una diferencia esencial: solo Susana Díaz ostenta cargos institucionales y orgánicos en el partido. Los otros dos son militantes de base sin poder alguno. La primera utilizará esta baza para arrastrar voto cautivo. Tiene a sus órdenes un ejército pagado y bien entrenado para la tarea. De ahí su previsible aumento de porcentaje. Pedro Sánchez se apoya únicamente en la militancia de base y voluntariado.

3.Los grandes jerarcas del partido, históricos y presentes, estatales y locales, apoyan a Susana Díaz para mantener el perfil del PSOE de los años ochenta, centralizado y vertical. El del “quien se mueva no sale en la foto”. De ahí lo de “ganador”. Pero más de 30 años después, ya no puede ganar porque la sociedad progresista ha cambiado y quiere otro PSOE, con otro modo de hacer las cosas y claro perfil de izquierdas. La muestra ha sido el surgimiento de Podemos con varios millones de votantes socialistas. 

4. El poder económico y el de la comunicación apoyan a Díaz, la única que garantiza  la complicidad socialista con ellos. Ella parece no entender que una de las causas que han crujido al PSOE ha sido el reverencialismo gratuito de los socialistas con esos poderes que, a la que puedan, intentarán crujir a Sánchez.

5. Dicen que la precampaña es demasiado agresiva por militantes de ambas partes. Quizás tengan razón, pero con una diferencia. Los de Susana están organizados desde arriba y siguen las consignas al pie de la letra y a menudo, como hemos oido, con mentiras indignas. Los de Sánchez surgen por generación espontánea y cada uno va por su lado. Un movimiento es vertical,  y organizado; el otro horizontal y guerrillero.

6. La lucha por la desigualdad es compartida por los tres candidatos con matices diferentes. No así la configuración territorial de España. Díez sigue la línea “Santiago y cierra España” tan querida por el PP; a los soberanistas catalanes, ni saludarlos. En la España de 2017, la mayoría de españoles están por el diálogo con Cataluña para pactar soluciones del siglo XXI. Sánchez sigue esa línea.

7. La política de alianzas tampoco es compartida. La izquierda tiene el deber de resolver su atomización de un modo u otro. Sánchez lo sabe. En los mapas electorales de Europa ya no abundan los partidos hegemónicos con mayorías absolutas. Criminalizar a priori todo pacto con Podemos o con Esquerra Republicana, como lo hace Susana Díaz, no solo es un error estratégico sino que no comulga con la opinión de una extensa franja del electorado, partidaria de acuerdos. Sin embargo, el PPPSOE, como se ha constatado, está mucho más cerca de Susana que de Sánchez.

8. El gran escollo de Susana Díaz es borrar de la memoria colectiva su patrocinio del acuerdo para investir a Rajoy, un presidente hasta el cuello de la corrupción política. Y el nivel sigue subiendo cada día. Esa percepción será insalvable para la candidata.